<Y surgirá una nueva religión y una nueva raza, donde cada cuál será su propio sacerdote;
su propio Maestro>

Esta nueva religión nacerá en el corazón de cada hombre, se impregnará del Amor de Dios
y eliminará todo lo viejo.

No se adorará a Dios en los templos de piedra y madera, sino que Su Templo será Su Propio Cuerpo Crístico.

Unificará todas las religiones y limpiará los manuscritos basados en el odio, la venganza y la separación.

Se hará una separación entre las escrituras nuevas y las antiguas….La Luz de la oscuridad.

Aquéllo que decretemos en El Nombre de